Haz tu pedido por teléfono 856 190 053

Lectores de códigos de barras

Conoce nuestra sección de lectores de códigos para agilizar tus operaciones. Con tecnología avanzada y una amplia variedad de opciones, nuestros lectores de códigos te permitirán decodificar y analizar datos con facilidad y rapidez. Explora esta sección y descubre cómo darle un impulso a tu negocio a través de la rapidez y la precisión que solo nuestros lectores de códigos pueden ofrecer.

Recíbelo en 24-48 horas

330.00
99.00
-70%

Recíbelo en 24-48 horas

97.00
29.00
-70%

Escáner de códigos para Tpv

Los códigos de barras son una herramienta fundamental para mejorar todos los procesos como: una mejor y rápida atención al cliente, control de stock, realizar un inventario rápido y dinámico, seguridad para sus productos.

Con nuestro lector de códigos de barras omnidireccional disfruta de la practicidad de su modo manos libres para grandes volúmenes de trabajado.

Nuestro Lector de Códigos de Barras para TPV con Soporte es la opción más económica, sim embargo su lectura es precisa y muy fácil de usar.

Disfruta de la practicidad al usar nuestro Lector de códigos de barras inalámbrico para TPV, Al no tener cables puedes moverte fácilmente con él, es especialmente útil a la hora de hacer inventarios.

Todo lo que necesitas saber sobre Escaners o Lectores de Códigos de Barras para TPV

Quieres saberlo todo sobre nuestros Escaners o Lectores de Códigos de Barras.

Son conjunto de números y líneas paralelas de distinto grosor que forman un código universal único que sirve para identificar  los productos de cualquier negocio o tienda. Estos códigos nos permite identificar los distintos artículos y agruparlos.

Los códigos de barras, están compuestos por un total de 13 números transcritos en forma de códigos de barras.

Es importante conocer que los dos primeros números corresponden a los códigos que asignan las empresas fabricantes y distribuidoras. Como estamos en España, la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC) tiene asignado el número 84 (fijate y comprobarás que muchos de los productos que compras tienen esos dos números al principio del código de barras).

Los cinco números que siguen son el código que se le asigna a la empresa.

Los otros cinco números son los que hacen referencia al productoque asigna el fabricante.

El último de los números corresponde a una cifra de control, que se obtiene a partir de un algoritmo matemático a los otros doce dígitos.

Además de la interpretación de los números, hemos de tener en cuenta que cada dígito, se representa por dos zonas claras y dos oscuras que puede tener un grosor variable.

Te permite leer y capturar códigos o datos con precisión.

Los códigos de barras se crearon para facilitar la integración de productos, mercancías, paquetes, etc. en el stock de tu tienda o negocio.

  1. Descargue una app de escáner de código de barras para su móvil: la más usada es la aplicación GetBlue es muy recomendable porque está diseñada para dispositivos Android e iOS.
  2. Abra la app en su teléfono móvil desde la cámara: debe apuntar hacia el código de barras que desea escanear; además, la mayoría le permiten alinear el código con la lente de la cámara.
  3. Espere a que la app procese el código de barras: lo más habitual es que tarde unos segundos en hacerlo y entregar la información.
  4. Conecte el Bluetooth de su teléfono móvil y su ordenador: debe vincular ambos dispositivos; una vez hecho, puede ver el código de barras y, si lo desea, abrirlo en un documento Word o Excel.

Es de destacar que un código de barras sin lector es posible, aunque si desea obtener una información más precisa y saber todo sobre este sistema de identificación, lo mejor es que use un lector de códigos que se encargue de traducir esos datos en un instante.

Descifrar un código de barras EAN es posible, para saber su origen,  solo hay que conocer la posición de los números, y estos nos darán todos los detalles.

Los dos primeros digitos indican el país de origen, mientras que las cinco siguientes corresponden al identificador de la compañía que ha fabricado el producto.

Actualmente la mayoria de los paises usan el estándar EAN, todos los sistemas de escanéo de las tiendas deben ser capaces de aceptar el símbolo EAN-13 así como el estándar UPC-A.

El código de barras termina normalmente con un dígito de control, que sirve para corroborar que el código es correcto u original. Para obtenerlo, hay que sumar los números de las posiciones impares, multiplicar el resultado por tres y sumar los dígitos de las posiciones pares. Después de esto, redondeamos el resultado a la siguiente decena superior y el dígito de control será la cantidad que hemos necesitado para alcanzar el redondeo. Es decir, si el resultado fuese diferente del dígito de control, estaríamos ante un código EAN falso.

Tambien para verificar la veracidad del código, podemos ingresar el número completo en el buscador de GS1 y comprobar que la información coincide.

La diferencia más notable es que el código de barras presenta una apariencia basada en barras paralelas, y la del código QR se centra en patrones geométricos como puntos, cuadrados, rectángulos o hexágonos. 

En un código QR, la información está codificada tanto en dirección horizontal como vertical, lo que facilita tanto el almacenamiento de mayor información como la lectura de la misma.  A esto se le conoce como código bidimensional. 

Contrariamente, en un código de barras los datos se codifican de forma lineal mediante un conjunto de barras paralelas. A esto se le conoce como código unidimensional. Debido a esta diferencia estructural, un código QR contiene cien veces más información que un código de barras. 

En cuanto a adaptabilidad y corrección de errores, los códigos QR poseen la ventaja que su tasa de error es mucho más baja que la de los códigos de barras.

Este es un tipo de lector que tiene la posibilidad de leer tanto códigos de barras como códigos de dos dimensiones, tal vez los más conocidos son los códigos QR, Datamatrix, PDF147, entre otros.

Norman Joseph Woodland fue el inventor y creador del código de barras. Lo hizo hace decadas cuando estaba en una playa de Miami. “Lo que voy a explicarle puede sonar a ciencia ficción”, sostuvo el inventor en la revista Smithsonian en 1999, “sin pensarlo, metí cuatro dedos en la arena y, por lo que sea, dirigí mi mano hacia mí, dibujando cuatro líneas. Y fue así como conseguí líneas anchas y delgadas que sustituían a los puntos y rayas del código Morse, una habilidad que había aprendido de niño en los Boy Scouts. Quité mi mano y lo envolví en un círculo. Y así surgió el código de barras”.

 

La tecnología de identificación de radiofrecuencia (RFID), reemplazará al código de barras.

la tecnología RFID funciona a través de etiquetas que están elaboradas con un microchip y una antena. Cada una de ellas varía en tamaño y características, dependiendo del uso que se les dan en cada una de las industrias.

La información que contienen las etiquetas puede ser diversa: desde códigos establecidos para cada producto, hasta fecha de elaboración, modelo, número de lote y nombre del fabricante. Una vez que son leídas, la información puede transferirse mediante un middleware a un sistema ERP comercial.

Ventajas:

  • Mejora el control e identificación de productos.
  • Con el código de barras se pueden automatizar los procesos de captura de entradas y salidas de almacén y mantener un mejor manejo de los inventarios.
  • Agilidad en etiquetar precios pues no es necesario hacerlo sobre el artículo sino simplemente en el lineal.
  • Rápido control del stock de mercancías.
  • Incrementa la eficacia y control para la generación de pedidos y órdenes de compra por parte de tu cliente y para la emisión de tus facturas.
  • Permite capturar rápidamente los datos.
  • Los equipos de lectura e impresión de código de barras son flexibles y fáciles de conectar e instalar.
  • El código de barras también ayuda a optimizar procesos de logística para la entrega de mercancía al cliente o usuario final.

 

Desventajas:

  • El lector hay que ponerlo de manera muy concreta y de manera lineal para poder leer el código de barras.
  • La capacidad para codificar la información es muy limitada. Dependiendo del tipo de código de barras, disponemos de un rango de dígitos que va de los 7 caracteres hasta los 106 caracteres de máximo. Esto limita mucho la información a codificar.
  • Debido a factores externos como el tiempo, el transporte y almacenamiento, muchos de los productos puestos en venta suelen acompañarse de etiquetas maltratadas, dañadas y sucias, las cuales al ser pasadas por el lector de códigos de barras muy difícilmente suelen ser leídos.

Entre los principales, tenemos:

Código de barras EAN (European Article Number):

Es el que se utiliza en productos que se escanean desde una caja registradora o TPV. Los símbolos EAN tienen una longitud fija y son de uso obligatorio en sectores como la venta minorista o en alimentación. Permite incluir 13 dígitos en un espacio relativamente reducido, son muy empleados en los almacenes para controlar el inventario.

Código de barras UPC (Universal Product Code):

Está desarrollado y empleado mayormente en EE. UU. y Canadá. Su otra principal diferencia con el código EAN es que codifica un dígito menos: 12 dígitos. El código EAN como del UPC está aceptado en todo el mundo y reconocido por todos los lectores modernos.

Code 39

Es capaz de codificar números, letras mayúsculas y algunos caracteres especiales en un código de barras, es muy utilizado en las industrias que no están relacionadas con la alimentación.

Code 128:

Es un código de barras de alta densidad. Se creo por la necesidad de contar con una selección de caracteres más amplia, permite codificar todo los caracteres de la tabla ASCII.

Código de barras Interleave Two of Five:

Se utiliza mucho en la industria del transporte para identificar las cajas que conforman un envío. Por lo general, dentro de cada caja etiquetada con un código ITF hay productos con destino a tiendas o almacenes, que a su vez irán etiquetados con códigos de barras EAN o UPC.

Código de barras Postnet (Postal Numeric Encoding Technique):

Es una simbología exclusivamente aplicada por el servicio postal de los Estados Unidos para codificar las direcciones y códigos postales de sus envíos.

PDF417:

Es un código de barras 2D o bidimensional (bidi). Se trata de una simbología de alta densidad que recuerda un poco a un crucigrama. Es utilizado para la documentación oficial, ya que codifica el nombre una persona, la foto de su rostro e, incluso, una serie de datos de referencia en un espacio muy reducido.

QR:

Es la evolución del código de barras lineal. Es un código bidimensional que permite una mayor densidad de almacenaje y reunir más información en menos espacio. Su fácil decodificación permite que pueda ser leído tanto con un teléfono móvil como con lectores de alto rendimiento. Puede contener información de más de 4.000 caracteres alfanuméricos.

Datamatrix:

Codificación de datos 2D es un código de barras bidimensional con una forma cuadrada como la del QR, aunque solo es capaz de almacenar 2.335 caracteres alfanuméricos. Respecto al QR es que no puede ser decodificado por un teléfono móvil.

DotCode:

código de barras 2D, diseñado para garantizar su lectura cuando es impreso con impresoras de tinta de alta velocidad o con una láser. Tiene forma rectangular y está compuesto por puntos repartidos en filas y columnas que deben seguir unas reglas concretas de distribución para que el código sea válido.

¿Tienes más preguntas o quieres que te ayudemos a hacer tu pedido? Pulsa el botón de WhatsApp y un asesor clienty especializado te atenderá lo antes posible y sin esperas.